Pura y Limpia del Postigo | JUNIO, EL MES QUE NOS TRAJO A SAN JUAN PABLO II
18244
post-template-default,single,single-post,postid-18244,single-format-image,ecwd-theme-bridge,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive

JUNIO, EL MES QUE NOS TRAJO A SAN JUAN PABLO II

Foto. Fernando Villareal.

06 Jun JUNIO, EL MES QUE NOS TRAJO A SAN JUAN PABLO II

La próxima semana se cumplirán 25 años de unos de los momentos que Sevilla guarda en el cofre de los recuerdos, cuando el Papa Juan Pablo II, volvería a pisar tierra mariana para recorrer las calles de la ciudad.

Aquel Junio aún se guarda en la retina de miles de sevillanos. El Santo Padre, recibió el calor de un pueblo entregado a una de las figuras más influentes y carismáticas de todo el siglo XX. El Papa polaco, aquel que viniendo del este se convirtió en la figura cálida y cercana por la que ha sido reconocido, hizo de su anticomunismo su carta de presentación, para acercarnos el vaticano a los cinco continentes, ganándose el cariñoso sobrenombre del “Papa viajero”

Sevilla, por aquel entonces, se preparaba para una ilusionante visita que no solo superó las expectativas, sino que, a la postre, marcaría para siempre a la Hermandad de la Pura y Limpia.

25 años más tarde, la Capilla de la Pura y Limpia se prepara para recordar aquella histórica visita, en la que San Juan Pablo II se arrodilló ante la imagen de la Pura y Limpia, para venerar su imagen.

Para ello, la priostía de la Hermandad ha dispuesto un altar excepcional que lucirá durante todo el mes de Junio, para recordar estas fechas tan especiales para nuestra Corporación y para toda la ciudad de Sevilla, sirviendo de preámbulo a los actos que la Hermandad ha dispuesto para conmemorar tal efeméride.

Animamos a todos los sevillanos a celebrar, junto a nosotros, esta especial aniversario en que el Santo Papa y Santo hombre, vino a Sevilla para quedarse, para siempre, en el corazón de la ciudad.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.