Pura y Limpia del Postigo | IN MEMORIAM. DON RICARDO MENA-BERNAL ROMERO
18209
single,single-post,postid-18209,single-format-image,ecwd-theme-bridge,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive

IN MEMORIAM. DON RICARDO MENA-BERNAL ROMERO

Foto: ABC de Sevilla.

11 abr IN MEMORIAM. DON RICARDO MENA-BERNAL ROMERO

Boletín de las Cofradías.

Boletín de las Cofradías.

Quedaba ya atrás el Postigo del Aceite. Una Saeta había cortado el viento del Martes Santo para ponerle letra a la mirada de la Pura y Limpia ante la Buena Muerte de su Hijo. Las puertas de la Capilla quedaban cerradas con el pabilo aún humeante de las velas recién apagadas y las hileras de ruán se perdían en la lontananza camino del Rectorado hispalense.

En aquel instante, cuando agonizaba la estación de penitencia de nuestra querida Hermandad de Los Estudiantes, cuando todo estaba consumado, recibíamos la triste noticia del fallecimiento del que hubiese sido gran devoto y Hermano Mayor de la Cofradía Universitaria, Ricardo Mena-Bernal Romero.

Desde ese cargo demostró su enorme valía cofrade actualizando y engrandeciendo la meritoria historia de la Hermandad Los Estudiantes desde su fundación. La celebración del grandioso Quinario en la Catedral, la incorporación de los jóvenes como acólitos, la creación del Pregón Universitario, el auge y la formación de la primera cuadrilla de hermanos costaleros revolucionando el mundo de la trabajadera, son alguna obras de su buen hacer que trascendieron del ámbito de la hermandad al del mundo cofrade, no solo sevillano sino de otras provincias.

Dada su personalidad arrolladora y su liderazgo indiscutible, es requerido para la actividad política llegando a representar a Sevilla como Diputado en el Congreso y siendo Senador del Reino.

Nunca abandonó el celo extraordinario en el ejercicio de su profesión de médico, estudioso constante en los avances y puesta al día de su especialidad en traumatología le llevaron a la presidencia de la Sociedad de traumatología y a ser miembro numerario de la Real Academia de Medicina de Sevilla.

Pero en todas sus metas, sus éxitos y sus anhelos, Ricardo siempre tuvo presente a María Inmaculada. Gran devoto de la Virgen, perteneció a nuestra nómina de hermanos ostentando el Cargo de Teniente hermano Mayor en la Junta presidida por su gran amigo Juan Castro Nocera. Gran defensor de la Coronación Canónica de nuestra Titular, tal y como quedó reflejado en su artículo de “Tribuna Abierta” en ABC, tenía en el Postigo una de sus más presentes devociones. Hombre de palabra fácil y elocuencia profunda, nos deleitó con su conferencia sobre la Pura y Limpia que tuvo lugar en la cámara de comercio, años antes de ser pregonero de la Semana Santa de Sevilla en 1974.

Nuestro Señor Jesucristo ha querido que en los estertores del Martes Santo, y no puede ser fruto de la casualidad, el alma de nuestro hermano Ricardo acompañara en espíritu a su Hermandad de Los Estudiantes, para cruzar por última vez el Postigo del Aceite en su camino hacia la gloria eterna.

Estamos en la seguridad en que Ricardo, perfectamente aprendida la “insuperable lección de la comprensiva, paciente, tranquila, pacífica, bella, limpia, serena, dulce, amorosa, esperanzada y Buena Muerte”, goza ya del Cristo Resucitado de sus amores, y habiéndose convertido en verdadera realidad su Esperanza que fue la base de su vida, disfruta ahora de su Pura y Limpia Concepción para toda la eternidad.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.